Hotel en Golfito

Puntarenas, Costa Rica. 2005

El Hotel en Golfito está ubicado en la Zona Sur de Costa Rica, lugar que se caracteriza por su gran valor histórico y patrimonial. Dentro de las obras sobresalientes se encuentran las construcciones vernaculares de la Compañía Bananera.
La calidad espacial de la propuesta contempla espacios introvertidos –propicios para el recreo-, al tiempo que se fomentan las fugas visuales en los ejes de circulación para vincular el espacio interno con contexto inmediato.
La propuesta se organiza por medio de una zona central donde se encuentra: el lobby, el comedor, la sala y la cocina. Desde este espacio se disponen hacia las habitaciones hacia los laterales.
La ventilación cruzada está presente en todo momento y se continúa con el diseño de aberturas y utilización de rejillas, propios del lugar. El diseño se basa en un esquema óptimo de circulaciones peatonales. Esto genera una construcción con elementos producidos en serie y un flujo continuo por parte de los huéspedes.
En todo momento se continúa con el sistema estructural empleado por la Compañía Bananera: apoyos puntuales sobre una trama repetitiva. Estos apoyos más el entrepiso, paredes y cielo raso se diseñaron en madera. A su vez, las texturas de los materiales se expresan continuamente en las rejillas y los niveles visuales de las fachadas.
Las paredes de cerramientos del hotel están diseñadas con sistemas de construcción rápida, económica y duradera. Las cubiertas responden a un lenguaje claro y adaptado al clima y al contexto. Sobresalen los monitores para favorecer el confort, gracias a su abundante ventilación, la cual es alimentada por aberturas en el entrepiso.
El hotel emplea el color blanco mármol, verde jade y gris al 50%. Estos son los colores de las piedras del camino que se ubica al frente de la propiedad. Por el valor histórico del lugar, el diseño se plantea con una pureza formal y calidad espacial que invitan al huésped al descanso y la recreación.

Créditos
Diseño Arquitectónico: Luis Diego Barahona
Colaboradores: Luis Arroyo, Jorge Cisneros, Zamarina Reyes y Kellesta Salazar
Cálculo Estructural: Rodolfo Cruz
Diseño Eléctrico: Claudio Soto
Cálculo Mecánico: Alejandro Castillo
Fotografías de maqueta: Oscar Abarca
Área: 1.550m²